Festivalpollenca.org: la caza y el secuestro de dominios

Festival Pollensa y caza dominiosNo sé cuántas veces habré oido la misma historia: alguien tiene contratado un dominio y, por una u otra razón, lo pierde involuntariamente, normalmente por descuido del propio interesado o de la persona o empresa encargada de gestionar ese dominio. El dominio no se paga y queda libre. Así de simple.

Curiosamente, otra situación demasiado frecuente es la de quien encarga una página web a un diseñador, programador o webmaster, y éste desaparece un día, llevándose consigo el dominio (que nunca registró a nombre de su cliente sinó al suyo) y a veces hasta los datos ftp, del area de cliente, etc. Eso sí, esta apropiación o secuestro muchas veces no es por mala fe, sino por falta de profesionalidad o simplemente por dejadez, pero el problema puede ser difícil de solucionar.

Otro caso tristemente habitual es cuando el dominio se pierde por no saber cómo funciona un simple traslado de dominio. Hoy me he enterado a través de Radio Pollença de otro de estos casos. El propietario del dominio “festivalpollenca.org” (una persona ajena a la organización de este festival) después de varios años de posesión legítima del nombre, decide cederlo a su lógico propietario (por lo que sé, sin disputas legales ni nada parecido), pero en vez de transferirlo directamente al nuevo propietario, ambas partes acuerdan esperar a que caduque el periodo contratado y así comprarlo cuando vuelva a estar libre.

Error clásico. En cuanto el dominio esté disponible, será automáticamente adquirido por una empresa caza-dominios (empresas dedicadas a secuestrar dominios de manera masiva) que hará negocio con él (revendiéndolo mil veces más caro que el precio de compra, aprovechando el tráfico natural y el posicionamiento del dominio para añadir sus enlaces, etc.)

Y eso exactamente es lo que ha pasado en este caso. En el momento en que “Festivalpollenca.org” estuvo libre, una empresa americana caza-dominios lo registró y, en vez de sustituir todo el contenido de la web del festival por cualquier otra cosa, lo “adapta” a sus intereses: instala WordPress, lo viste con una plantilla cualquiera e introduce sus enlaces a casinos y demás basura habitual. De esta manera, recibe las visitas naturales del dominio, que no abandonan inmediatamente la web porque hay información real y, lo que es peor, con la sensación de que el Festival de Pollença es, como mínimo, poco serio.

Como el dominio “Festivalpollenca.org” ahora solo es una fachada con mucha basura detrás camuflada entre información real que aparece en primer lugar en Google para la búsqueda “Festival Pollensa”, la organización del festival se ha visto obligada a cambiar y utilizar “festivalpollenca.com” en su lugar, con el lógico bajón en los resultados de Google que eso supone.

En este caso, no estamos hablando por tanto de robo (como el del diseñador que premeditadamente se apropia del dominio de su cliente), ni siquiera de mala fe por parte del antiguo o del nuevo propietario, sino simplemente de falta de información sobre el funcionamiento de los dominios y todo lo que se mueve a su alrededor.

¿Hay esperanza de recuperar el dominio una vez perdido de esta manera? No, a menos que decidan pagar una gran suma o que tengan registrado el nombre comercial, y menos si la empresa encargada del secuestro esta en otro país, aunque en cualquier caso, es algo dificil de solucionar.

Se suele decir “me han hackeado el dominio”, pero, al menos en el caso de “Festivalpollenca.org”, la realidad es muy diferente. Nadie ha hackeado nada, más bien el dominio está secuestrado por parte de una empresa que ha comprado algo que estaba disponible (ojo, no es que esté defendiendo a las empresas que se dedican al negocio de la caza de dominios, aunque se aprovechen de nuestros descuidos con intención puramente especulativa.)

Es un caso parecido al de “Barcelona.com” o el de tantos otros parecidos, solo que más local y de menos repercusión por tratarse de un festival de música y no de una ciudad o el nombre de algún artista popular. Y digo “parecido” porque en el caso de “Barcelona.com” el dominio nunca estuvo libre (desde 1996) sinó que se trataba de una batalla legal por la titularidad del dominio.

Esta claro que la mejor manera de aprender una lección es equivocarse y aprenderla por las malas, solo que en este caso, les hubiera costado muy poco asesorarse antes de actuar.

(A todo esto, el Festival de Pollença es un ciclo de conciertos de gran nivel que tiene lugar anualmente entre julio y agosto en el Convento de Santo Domingo de Pollença, Mallorca y que este 2010 llega a su edición número 49 con artistas como Chucho Valdés, Carlos Núñez, Joaquín Achúcarro, The Swingle Singers, Ara Malikian Ensemble y muchos otros artistas nacionales e internacionales.)

Y tú qué opinas?

Las URLs se convertirán en enlaces automáticamente. Tu dirección de email no se publicará ni se utilizará para enviar ningún tipo de información. Los mensajes que no aporten nada al tema que se trata en esta entrada se borrarán. Las imágenes que aparecen al lado de cada autor utilizan el servicio de Gravatar. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML como <a href>, <code>, <em> o <strong> en los comentarios.

(necesario)

(opcional)