Primeros pasos al abrir una web: opiniones e ideas sobre los servicios SEO profesionales

Y lo llaman SEO… ¿Es necesario contratar un experto en posicionamiento web?

En el debate sobre si la profesión dedicada al posicionamiento en buscadores (SEO) es sólo humo o si realmente sirve para algo, se ha escrito y debatido muchísimo y en todos los idiomas, pero al ver los resultados y, sobretodo, las preguntas que se siguen haciendo, parece que hace falta aportar más opiniones, dar ideas y definir un poco más qué es y qué no es el SEO.

Cada vez más clientes sienten la necesidad de contratar a una agencia de expertos en SEO justo después de haber diseñado y desarrollado la web para que hagan su magia y les coloquen en la primera página de Google y los demás buscadores.

Intento explicar a los clientes que en vez de ponerse a buscar urgentemente agencias de marketing, expertos en SEO, community managers y otros profesionales, lo que tienen que hacer cuando hemos terminado de construir la web es, la mayoría de las veces, darle vida y llenarla de contenido. Empezar a utilizarla. Si tiene un blog o una sección de noticias, publicar frecuentemente sobre el tema que trate la web; si hay una sección de ofertas, empezar a ofrecer productos; si es una tienda, añadir artículos… Compartirla, darla a conocer en las redes sociales y fuera de Internet.

Pero, como con la salud, parece que preferimos pagar a alguien para que nos arregle las cosas sin esfuerzo, fácil y rápidamente, en vez de cuidarnos un poco y prevenir enfermedades (o en este caso, una factura más que pagar a final de mes).

No digo que los profesionales en posicionamiento web sean innecesarios, sino que muchas veces son prescindibles, al menos en una primera etapa.

Google y los demás buscadores son animales que comen texto y alguna otra cosa. Dales de comer, cuanto más mejor, y les tendrás contentos. El resto ya llegará. Los motores de búsqueda no ven las páginas web como las vemos las personas. Están limitados a leer el contenido y hacer suposiciones a partir de los datos que recogen, por eso es importante tratar de ponerse en su lugar (desde Google Webmaster Tools, por ejemplo). Un profesional del posicionamiento web es alguien que entiende y conoce al buscador, que sabe lo que le gusta, no alguien que le intenta engañar con campañas agresivas y trucos para conseguir resultados rápidos.

Demasiadas veces, las campañas SEO consisten en hacer spam, en conseguir direcciones de email como sea y empezar a enviar indiscriminadamente información no solicitada a la gente. De ahí que muchas veces se asocie el SEO con el correo no deseado. Hay buenos y malos profesionales en cualquier oficio, y en el mundo de las empresas dedicadas al posicionamiento en buscadores lógicamente hay de todo:

  • Algunos te cobran 300 euros por instalarte cuatro plugins (y lo llaman SEO)
  • Otros te dan de alta en cientos de directorios online (y lo llaman SEO)
  • Hay quien te llenará la web de basura (exceso de palabras clave en los textos, en las direcciones, código innecesario, etc), y lo llamará SEO
  • A veces la estrategia consistirá en instalar WordPress y poco más (pero lo llaman SEO)

SEO no es instalar WordPress, no es instalar cuatro plugins ni darte de alta en buscadores y directorios (a no ser que sea DMOZ.org) que nadie utiliza, no es obsesionarse con los “errores” del validador de HTML, sinó trabajar los contenidos para que sean lo más relevantes y útiles posibles para nuestras visitas y cuidar el lenguaje que utilizamos para construir la web (HTML, CSS, PHP, Javascript…).

“Contratar a un SEO es una decisión muy importante que puede mejorar su sitio y ahorrarle tiempo, aunque también se arriesga a dañar su funcionamiento y reputación. Asegúrese de averiguar tanto las posibles ventajas como los daños que un SEO poco solvente puede provocar en su sitio.” (Fuente: Google)

Una campaña de optimización web empieza desde el diseño y después el desarrollo de la web: colocar las etiquetas de título correctamente, imágenes con información adicional, direcciones descriptivas, código limpio y fácil de “digerir”, una estructura lógica, añadir enlaces relevantes, contenidos trabajados e interesantes, etc. Son cosas básicas, de sentido común, algunas responsabilidad del diseñador web, otras del desarrollador, otras de la persona o equipo encargado de crear el contenido y otras de alguien que entienda bien cómo funciona esto del posicionamiento. Si esto no está hecho, no es que necesites un experto SEO, es que tu web no está bien hecha.

La mejor estrategia debería consistir, después de conseguir tener una base sólida sobre la que trabajar, en darle interés, hacer que nuestra web sea única y brillante en algún aspecto, en conseguir diferenciarnos del resto de competidores. Es decir, en destacar.

Una estrategia basada en mejorar un sitio web desde la base puede ser interesante, pero una que prometa aplicar trucos y secretos oscuros que solo los profesionales conocen y con “resultados demostrables y garantizados”, probablemente no.

En otras palabras, es importante ver nuestra nueva página web como un organismo, algo vivo que tenemos que alimentar y que tiene que servir a los lectores y usuarios, no al motor de búsqueda de Google. Se trata en definitiva de crear webs accesibles para los buscadores, pero hechas para los usuarios. La mejor estrategia debería consistir, después de conseguir tener una base sólida sobre la que trabajar, en darle interés, hacer que sea única y brillante en algún aspecto, en conseguir diferenciarnos del resto de competidores. Es decir, en destacar.

El factor diferenciador puede ser el precio de los productos que se ofrecen, pero también las facilidades de pago, las descripciones, el servicio postventa, la atención al cliente, el diseño, la experiencia de usuario, la autoridad de nuestra información, la calidad del material visual (fotos, vídeos…), las ofertas, la disponibilidad del contenido en el idioma del usuario, etc.

Salir en la primera página de Google puede ser muy fácil o muy complicado. En muchos casos no hace falta hacer nada para que nuestra web salga en el primer resultado, sin aplicar ninguna técnica especial de posicionamiento. Esto es lo que mucha gente no entiende: si hay quien cobra por posicionar mi web, ¿cómo es que puedo salir sin hacer nada?

Además, pongamos que la campaña de posicionamiento ha funcionado perfectamente y estamos recibiendo un montón de visitas. Si estas visitas llegan a nuestra web y no ven nada interesante, como es lógico, volverán atrás y buscarán otra página, quizás peor posicionada, pero con mejor contenido o servicios. En otras palabras, aunque la campaña de posicionamiento sea un éxito, si la conversión falla, todo los esfuerzos anteriores habrán sido inútiles.

No soy experto en SEO, pero por mi experiencia, muchas veces las empresas, negocios y particulares más que una campaña de optimización en buscadores lo que necesitan urgentemente es un contenido apropiado, un contenido que ayude al usuario a encontrar y entender lo que busca, y que al mismo tiempo sea bien indexado por Google y el resto de buscadores.

No se puede hacer una campaña SEO con contenidos pobres, con entradas de una linea o un párrafo escrito de cualquier manera. El primer paso es hablar con el cliente y explicarle que no se trata de pagar más, se trata de ofrecer más al usuario, al visitante de su web, y para eso muchas veces no hace falta pagar a nadie (como mucho a alguien para que te explique esto y a otro para que te escriba los contenidos o le dé valor e interés a la web).

Poco a poco hemos ido generando una obsesión por el SEO. Aunque casi siempre será beneficioso contratar una campaña prolongada de optimización, las empresas invierten un montón de dinero en agencias de posicionamiento un poco a ciegas, sin saber muy bien dónde va ese dinero y qué alternativas tienen.

En muchos casos, el mejor SEO que te pueden ofrecer en un primer momento es explicarte cómo indexan los buscadores, cómo organizan los resultados, qué factores son importantes, y para eso muchas veces no es necesario instalar nada ni contratar a una agencia que nos cobre cada mes por sus servicios.

Malas señales al contratar un SEO

  • Promesas poco creíbles: cuando alguien promete resultados sorprendentes en la primera página de Google, o que en cuestión de 48 horas nuestra web aparecerá posicionada, especialmente si antes no se ha hecho un pequeño estudio previo. Garantizar resultados en la primera posición es bastante arriesgado, a no ser que la competencia para nuestras palabras clave sea bajísima.
  • Envíos a cientos de buscadores y directorios online: si la estrategia de posicionamiento incluye envíos masivos a buscadores, es una señal clara de que el cerebro del SEO en cuestión se quedó parado en el año 2000. Las webs ya no necesitan ser enviadas por nadie a ningún buscador importante (excepto casos muy concretos)
  • Enlaces externos asegurados: no todos los enlaces que se consiguen son relevantes. Si provienen de sitios que no tienen nada que ver con la temática de nuestra web, si no tienen una mínima credibilidad o no son de confianza, da igual que consigamos cientos de enlaces. Esta técnica ya no sirve.
  • Envíos de spam o llamadas telefónicas no solicitadas: cuando una empresa tiene que recurrir a enviar correo no solicitado (incluidas las newsletters) o a hacer llamadas promocionales (“marketing telefónico”) para conseguir clientes y/o visitas. No confíes en empresas SEO, consultorías o agencias web que envían mensajes de correo no solicitado.
  • Si entre sus servicios no se incluye la creación y mejora del contenido es probable que la empresa se dedique básicamente a intentar engañar al buscador con trucos y recursos para conseguir resultados a corto plazo.
  • Preocuparse más por la densidad de palabras clave, cantidad de enlaces permitidos, errores de validación, trucos recién descubiertos, etc. que por ofrecer contenido de calidad para el usuario y conseguir una relación con él abierta y duradera.

Cosas que puede hacer uno mismo

Hay bastantes cosas que puede hacer uno mismo con un poco de tiempo y dedicación:

  • Estudiar, analizar un poco las palabras clave que nos interesan: haz una lista de palabras, frases y combinaciones de palabras con las que tu negocio se identifica. No es lo mismo salir en la primera página de Google con “Hoteles Mallorca” que con “Hoteles Palma Mallorca verano 2013”, por eso es necesario profundizar un poco y encontrar palabras que nos definan más allá de las obvias y seguramente difíciles de conseguir.
  • Estudiar a la competencia: no es necesario pasarse días y escribir un informe exhaustivo, simplemente visita sus webs, mira cómo funcionan, qué ofrecen, por qué crees que tienen éxito…
  • Crear contenido para la web: esto puede hacerlo uno mismo o contratar a alguien para que ayude, todo depende de cómo se nos dé escribir. Se trata de conseguir textos sinceros y útiles, más que propaganda vacía. Procura no ser demasiado escueto (Google es muy grande y come mucho), ni tampoco enrollarte sin necesidad. Aunque contrates a alguien, procura darle ideas sobre cómo debería enfocar esos textos, para que reflejen bien la intención y el alma de tu negocio, empresa o proyecto. Es fácil contratar a alguien para que se preocupe de crear el contenido, pero su conocimiento será limitado; quien mejor conoce nuestro negocio y a nuestros clientes somos nosotros mismos, por eso hay que asegurarse de que la esencia del proyecto se conserva en el contenido.
  • Disponibilidad de contenidos en varios idiomas. Si queremos hacer llegar nuestro mensaje a más gente, puede ser una buena idea contratar a una agencia de traducción, creación y revisión de textos. En Mallorca, por ejemplo, aparte de hoteles, restaurantes y demás empresas dedicadas de lleno al sector turístico, puede ser interesante ofrecer nuestros contenidos en inglés y alemán (y por lo visto últimamente, ruso también) para atraer a más visitantes aunque seamos diseñadores, entrenadores personales o artistas plásticos.
  • Asegúrate de que la estructura y el código de tu web está bien construido: tu web puede ser una plantilla comprada, gratuita, una web que te han hecho a medida o que has hecho tú mismo con algún programa de diseño. Como primer paso, abre la página de inicio y mira el código: Ver > Opciones para desarrolladores > Ver código fuente (o accesos similares). Pide o contrata a alguien para que eche un vistazo al código si tienes dudas. En principio, para empezar se trata de ver si todo está en su sitio y no hay mucho desorden.
  • Conseguir buenos enlaces externos naturales que apunten hacia nuestra web (link building): se trata de relacionarse con otras webs y otras personas, tanto en Internet como fuera de la red. No se trata de pagar por enlaces hacia tu web, sinó de ver cómo conseguir esos enlaces sin pedirlos. Si el contenido, los productos o las ofertas son interesantes, normalmente los enlaces vendrán solos, con el tiempo. De hecho, funciona igual que cuando no existía Internet: las recomendaciones llegan con el tiempo, cuando tenemos clientes satisfechos y una imagen formada a partir de años de experiencia y dedicación.
  • Relacionarse, online y offline, en redes sociales y en el bar, el gimnasio, la universidad, el trabajo…

Habrá quien dirá que lo que pretendo con esta entrada es precisamente posicionar esta página para busquedas relacionadas con SEO, expertos en posicionamiento y búsquedas similares, pero no es así, básicamente porque no ofrecemos ese servicio. Las webs que montamos incluyen una optimización básica o avanzada (según el presupuesto), que consiste en dejar preparada la web para que funcione, que esté bien construida desde la base, pero eso no se llama SEO, se llama diseñar y desarrollar webs.

Enlaces e información relacionada

En Internet hay muchísimos artículos que tratan este tema y muestran la preocupación de diseñadores web al ver los resultados después de pasar por las manos de algunos expertos en SEO. De todas formas, los que están más en la linea de lo que aquí intento explicar son estos:

Enlaces generales sobre posicionamiento web

  • Guía SEO de Google para principiantes: Manual para entender cómo funcionan los buscadores y cómo mejorar el posicionamiento de una web: accesibilidad, nociones básicas de SEO, etiquetas de cabecera, estructura interna, URLs, optimización de contenido, enlaces internos, tratamiento de imágenes, títulos, uso de robots.txt, nofollow, el SEO en dispositivos móviles, análisis, utilización de herramientas para webmasters…

    PDF en español | PDF en inglés

  • The beginners guide to SEO (SEOmoz, en inglés): Manual de iniciación para principiantes. Una guía muy completa que cubre las estrategias fundamentales para hacer sitios web que funcionen correctamente en los buscadores.

Comentarios

  1. jose

    Buen artículo.

    Yo ahora estoy estudiando el funcionamiento del SEO técnico y en breve (en cuanto pueda) empezaré un experimento relacionado con el tema en mi web.

    Este post es una muy buena referéncia.

    Saludos

  2. Eliza Ferrell

    Hola. La verdad muy buen blog de seo, yo estoy estudiando seo y otro curso de programación web y estoy aprendiendo sobre esto, en participar en la redes sociales, conseguir más visitas y todo lo que sea de marketing on y off page. Es bastante bueno saber todo esto.

  3. Rafael

    Muy buen artículo, excelente Daniel, estás en nuestra línea de destapar las verdades incómodas de tanto vende-humo que anda suelto en internet.
    He dado contigo casualmente mediante una búsqueda y a partir de ahora seremos asiduos a tus artículos.

    un saludo

  4. Nos ha gustado muchísimo el artículo, la triste y cruda realidad es así por lo que las cosas hay que decirlas como son para evitar que 4 piratas quieran aprovecharse de la gente y descalificar nuestra profesión.

    Saludos

  5. Luis Jorge

    Señor, muchas gracias de antemano por el contenido anterior. La verdad quiero contarle que me gasto 300 dolares semanales pagándole a una persona, pero mi competencia me borra realizando muchas visitas a mi sitio web y de esa manera gastando mi presupuesto. La verdad llevo un año así y me tienen a punto de quedar en banca rota. Si usted o alguien me puede ayudar le agradezco. Estoy en Colombia. Nuevamente gracias.

  6. Pepeyours

    Uno de los mejores post que he leído al respecto y que se podría resumir todo en: El Seo es una farsa, el contenido bueno y original es el que manda. Fin del dilema.

Y tú qué opinas?

Las URLs se convertirán en enlaces automáticamente. Tu dirección de email no se publicará ni se utilizará para enviar ningún tipo de información. Los mensajes que no aporten nada al tema que se trata en esta entrada se borrarán. Las imágenes que aparecen al lado de cada autor utilizan el servicio de Gravatar. Recuerda que puedes usar etiquetas HTML como <a href>, <code>, <em> o <strong> en los comentarios.

(necesario)

(opcional)